ASESINATO DE JESÚS EDUARDO VASCO HINCAPIÉ Y ADELFA CAMPO

PROYECTO COLOMBIA NUNCA MAS ZONA 5ª
Segunda Parte – Sectores sociales atacados: Militantes de partidos y movimientos políticos de oposición

El exterminio de los militantes y simpatizantes de la Unión Patriótica en el municipio de Sabana de Torres comenzó el 26 de mayo de 1984, una semana después de ser decretada la tregua entre el gobierno y dicho movimiento político en La Uribe, con el asesinato del concejal comunista JESÚS EDUARDO VASCO HINCAPIÉ y su esposa ADELFA CAMPO, quien hacía parte de la Unión de Mujeres Demócratas.

Jesús Eduardo había llegado esa mañana por transporte terrestre desde Bucaramanga, ciudad donde residía, y había trabajado toda la mañana como asesor jurídico. Cerca de las 3:00 de la tarde subió con su esposa por la calle principal del pueblo, entraron a una cafetería y allí los abordaron unos sicarios, quienes les dispararon y luego salieron corriendo. Los cuatro tiros que le propinaron a Jesús Eduardo y los dos que recibió Adelfa les segaron la vida en el acto. La cafetería en que fue abaleado el matrimonio Vasco Campo estaba ubicada a 25 metros del Cuartel de la Policía y media hora antes de efectuarse el crimen el Ejército había hecho una redada en la que patrulló las calles y requisó a los transeúntes que caminaban por esta misma vía. Los esposos Vasco Campo habían denunciado en varias oportunidades los abusos cometidos contra los campesinos y las amenazas de muerte de las que eran objeto por parte de grupos Paramilitares como el MAS.

Jesús Eduardo era abogado y un reconocido dirigente comunista en Barrancabermeja en los años sesenta. Posteriormente, se desempeñó en Bucaramanga como dirigente regional, y en Sabana de Torres formó el “Frente Democrático”; además, fue el cofundador del Sindicato Municipal. Fue el primer concejal comunista del municipio de Sabana de Torres, y recientemente había participado en los diálogos celebrados en el municipio de La Uribe.